Green Marketing y consultoría ambiental

El green marketing, Marketing verde o Marketing ecológico es una tendencia que permite que el cliente pueda elegir un producto o servicio en base al impacto ambiental de la empresa. Se utiliza por las empresas o marcas que realizan prácticas orientadas a la conservación del medio natural y contribuye a concienciar a la sociedad sobre la importancia de respetar el medio ambiente.

Descubre los beneficios del Green Marketing

El green marketing tiene como beneficios:

  • La atracción de nuevos clientes.
  • La contribución al posicionamiento de marca.

Además,

  • Incrementa la percepción de calidad de los productos o servicios ofrecidos. Y
  • Permite crear comunidad alrededor de la marca con el público comprometido con el medio ambiente.

Por ello, la utilización del Green Marketing o Marketing verde puede constituir una ventaja competitiva y suele relacionarse con la responsabilidad social corporativa.

Sin embargo, no todo es color de rosa en el Marketing Ecológico, también hay desventajas como:

  • Elaborar productos ecológicos puede suponer mayores costes de producción o requerir mayores inversiones.
  • En ocasiones el público desconfía de las estrategias verdes por considerarlas oportunistas.

Categorías de estrategias de Green Marketing que puedes utilizar

Existen muchas estrategias de diferenciación efectivas para darse a conocer en el mercado como:

  • Las estrategias de Green Marketing.
  • Valorar a los clientes, quizá una de las más eficaces e infravaloradas.
  • El SEM para segmentar y conocer a los clientes potenciales.
  • El SEO, que funciona más en el largo plazo.

En todo caso los estudios de mercado permiten conocer las preferencias de los usuarios y analizar los datos del mercado para disminuir los riesgos y adoptar las soluciones más viables.

Vandana Shiva

Dentro de las estrategias de Marketing verde pueden distinguirse distintas categorías. Existen muchas estrategias para aplicar el. En este sentido puede hablarse de:

  • Marketing de productos biodegradables.
  • Uso de packaging sostenible, como embalaje reducido y reutilizable.
  • Marketing de productos reciclados. Por ejemplo, aprovechar los residuos que genera la empresa para crear productos nuevos y a su vez para realizar campañas de Marketing en este sentido.
  • Marketing verde orientado a impulsar una causa ambiental. Algunos ejemplos son:
  • Contribuir a eliminar o reducir la contaminación. En este sentido:ç
    • Eliminar materiales contaminantes como plásticos.
    • Disminuir el empleo de materiales contaminantes.
    • Introducir en cambios los procesos productivos.
    • Cumplir determinadas regulaciones.
  • No favorecer el cambio climático.
    • Reduciendo CO2 o
    • Usando productos locales.
  • Contribuir a la protección de especies en extinción.
  • Participar en eventos relacionados con el medio ambiente.
  • Marketing verde que muestra el aprovechamiento de los recursos naturales. Así:
    • El ahorro de materias primas o energía en la producción de bienes y servicios.
    • Minimizar o evitar el desperdicio de recursos naturales.
    • Reducir los desechos generados.
  • Marketing verde orientado a promover el consumo responsable.
  • Obtención y uso de etiquetas o certificaciones ambientales y su inclusión en las campañas de Marketing.
  • Marketing de productos reciclables, destacando:
    • La elaboración de productos reciclables o
    • La utilización de éstos en el proceso de producción
  • Adopción de políticas de transparencia en los distintos procesos de la empresa facilitando el acceso a la información ambiental por parte de los ciudadanos.

¿Qué puede aportar a una empresa la Consultoría Ambiental?

Como sabes, la consultoría es un tipo de servicios que suele prestarse a empresas, organizaciones o estados, por empresas o profesionales especializados en una materia específica. El objetivo es ayudar a mejorar la actuación de la empresa o institución de que se trate, de una manera práctica, en los retos que se le planteen.

Cuando la consultoría presta a las empresas servicios relacionados de una u otra manera con el medio ambiente, se habla de consultoría ambiental.

¿Qué se entiende por medioambiente?

El medio ambiente en español es un concepto redundante.

Según el Diccionario de la Real Academia Española, se entiende por medio, el conjunto de circunstancias culturales, económicas y sociales en que vive una persona. O bien, el conjunto de circunstancias exteriores a un ser vivo.

De acuerdo con Wikipedia el medio ambiente es todo lo que rodea a un ser vivo.

Desde el punto de vista humano, se refiere al entorno que afecta y condiciona especialmente las circunstancias de vida de las personas o de la sociedad en su conjunto.

Comprende el conjunto de valores naturales, sociales y culturales existentes en un lugar y en un momento determinado, que influyen en la vida del ser humano y en las generaciones venideras. Es decir, no se trata sólo del espacio en el que se desarrolla la vida, sino que también comprende seres vivos, objetos, agua, suelo, aire y las relaciones entre ellos, así como elementos tan intangibles como la cultura.

En Derecho Español, la sentencia del Tribunal Constitucional español 102/1995, de 26 de junio, analizó con carácter pionero el contenido del concepto de medio ambiente considerando que tiene un carácter metafóricamente “transversal” por incidir en

  • Otras materias que tienen como objeto los elementos integrantes del medio – aguas, atmósfera, flora y fauna, recurso mineros-
  • Ciertas actividades humanas sobre ellos que a su vez generan agresiones al ambiente o riesgos potenciales para él [FJ 3º].

Una primera aproximación al concepto de medio ambiente sería una visión descriptiva del mismo, así estaría compuesto por los recursos naturales, con el soporte físico donde nacen, se desarrollan y mueren.

Sin embargo, ya desde su aparición en nuestro ordenamiento jurídico en el año 1916, se han ido incorporando al mismo elementos históricos como monumentos, paisaje…

Este concepto descriptivo resulta insuficiente para explicar la fenomenología que se da dentro del concepto de medio ambiente donde subyace la idea de “sistema” o “conjunto”.

Por ello, el medio ambiente no puede reducirse a la mera suma o yuxtaposición de los recursos naturales y su base física, sino que es el entramado complejo de las relaciones de todos esos elementos que, por sí mismos, tienen existencia propia y anterior, pero cuya interconexión les dota de un significado trascendente más allá del individual de cada uno.

Se trata de un concepto estructural cuya idea rectora es el equilibrio de sus factores, tanto estáticos como dinámicos, en el espacio y en el tiempo. En tal sentido ha sido configurado, desde una perspectiva netamente jurídica y con eficacia inmediata en tal ámbito, como “la asociación de elementos cuyas relaciones mutuas determinan el ámbito y las condiciones de vida, reales o ideales de las personas y de las sociedades» [F.J. 6].

En definitiva, dentro del Derecho de Medio Ambiente se incluyen dos Derechos, como señala Salvador Grau Fernández en su trabajo “Hacia el Derecho Ambiental en España”,

  • El Derecho de Protección de la Naturaleza cuya finalidad primera ha de ser la “conservación de lo existente”, pero con una vertiente dinámica tendente al “mejoramiento”; y
  • El Derecho Medioambiental, que nace desde la perspectiva de protección de los seres humanos frente a los factores desencadenantes que tienen una incidencia negativa sobre la salubridad de la población en la inescindible unidad psicosomática de los individuos.

Dentro del Derecho de la Unión Europea el medio ambiente es la combinación de elementos cuyas complejas interrelaciones constituyen la configuración, el entorno y las condiciones de vida del individuo y de la sociedad, como son o como son sentidas.

La Ley 16/2002, de Prevención y Control Integrados de la Contaminación no contiene una definición expresa de medio ambiente, pero puede extraerse de los objetivos de la ley:

Evitar o cuando ello no sea posible reducir y controlar la contaminación de la atmósfera, del agua y del suelo, mediante el establecimiento de un sistema de prevención y control integrados de la contaminación, con el fin de alcanzar una elevada protección del medio ambiente en su conjunto.

Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad en su artículo tercero recoge, entre otras, las siguientes definiciones:

  • Patrimonio Natural es el conjunto de bienes y recursos de la naturaleza fuente de diversidad biológica y geológica y que tienen un valor relevante medioambiental, paisajístico, científico o cultural.
  • Recursos naturales son todo componente de la naturaleza, susceptible de ser aprovechado por el ser humano para la satisfacción de sus necesidades y que tenga un valor actual o potencial, tales como:
  • El paisaje natural,
  • Las aguas, superficiales y subterráneas;
  • El suelo, subsuelo,
  • Las tierras por su capacidad de uso mayor:agrícolas,
    • pecuarias,
    • forestales,
    • cinegéticas y
    • de protección;
  • La biodiversidad;
  • La geodiversidad;
  • Los recursos genéticos,
  • Los ecosistemas que dan soporte a la vida;
  • Los hidrocarburos;
  • Los recursos hidroenergéticos, eólicos, solares, geotérmicos y similares;
  • La atmósfera,
  • El espectro radioeléctrico,
  • Los minerales, las rocas y otros recursos geológicos renovables y no renovables.

Cada cosa tiene su belleza, pero no todos pueden verla

Confucio

¿Cómo se desarrollan los servicios de consultoría ambiental?

Para un emprendedor es esencial saber cómo gestionar el tiempo. Tener una idea sobre una nueva manera de solucionar un problema no es suficiente. Es necesario saber de antemano los riesgos que implica y realizar una prospección de ventas.

Puesto que el tiempo es el recurso más preciado, la consultoría ambiental es recomendable:

  • Cuando se trabaja en sectores tradicionalmente relacionados con el medio ambiente.
  • Si la empresa tiene como valor la protección del medio ambiente.
  • Cuando se tiene intención de trabajar un modelo de economía circular.
  • Si se desea desarrollar proyectos que apoyen directamente causas medioambientales.
  • Cuando se decide subcontratar proyectos que posean alguna de las características mencionadas y la empresa no puede o no quiere llevarlos a cabo directamente.

Los trabajos de consultoría ambiental suelen presentar diversas fases, que aunque pueden variar, es posible agruparlas, de modo orientativo, de la forma siguiente:

  •   ANTECEDENTES GENERALES de la cuestión ambiental a analizar en el sector y país de que se trate.
  •   ESTUDIO GENERAL de la cuestión ambiental en el sector y país de que se trate.
  •   ETAPAS O PASOS para llevar a cabo el estudio ambiental en los niveles solicitados.
  1. ANÁLISIS DEL ALCANCE O SCOPING.
  2. IDENTIFICACIÓN DE IMPACTOS Y PROBLEMAS y posibles medidas de mitigación.
  3. DESCRIPCIÓN DEL MARCO REGULATORIO e institucional.
  4. FORMULACIÓN DE RECOMENDACIONES.
  5. Últimas consultas con los interesados, REVISIÓN Y APROBACIÓN.
  6. SEGUIMIENTO, control y evaluación.

Se trata en definitiva de asesorar y capacitar al cliente.

Además la consultoría ambiental puede incluir la resolución de trámites relacionados con la legislación ambiental que afecte a la empresa o institución. Las metas son:

  • Minimizar riesgos y
  • Reducir el nivel de incertidumbre.

Subcontratar o externalizar funciones o proyectos a través de la consultoría ambiental libera mucho tiempo que puede dedicarse a:

  • Aspectos más importantes aplicando el principio de Pareto 20/80 o
  • Aspectos en los que el tiempo del emprendedor o la empresa resulta más rentable.

¿Cómo surge la normativa sobre medio ambiente?

Numerosos preceptos relacionados con el Derecho del Medio Ambiente existen en nuestro ordenamiento jurídico desde tiempo inmemorial.

Sin embargo en su concepción doctrinal y en su contenido actual data de fechas más recientes. En este sentido puede hacerse referencia al Código Civil Español de 1889, en sus artículos 1902 y siguientes, en especial 1908 o 1906:

Conforme al artículo 1908, igualmente responderán los propietarios de los daños causados:

  • 1.º Por la explosión de máquinas que no hubiesen sido cuidadas con la debida diligencia, y la inflamación de sustancias explosivas que no estuviesen colocadas en lugar seguro y adecuado.
  • 2.º Por los humos excesivos, que sean nocivos a las personas o a las propiedades.
  • 3.º Por la caída de árboles colocados en sitios de tránsito, cuando no sea ocasionada por fuerza mayor.
  • 4.º Por las emanaciones de cloacas o depósitos de materias infectantes, construidos sin las precauciones adecuadas al lugar en que estuviesen.

De acuerdo con el artículo 1906, El propietario de una heredad de caza responderá del daño causado por ésta en las fincas vecinas, cuando no haya hecho lo necesario para impedir su multiplicación o cuando haya dificultado la acción de los dueños de dichas fincas para perseguirla.

Ley de 19 de septiembre de 1896 por la que se dictan normas para la protección de los pájaros, Gaceta 26 Septiembre de 1896, en que existen preceptos tan interesantes como su artículo segundo:

En las puertas de los Ayuntamientos se pondrá un cuadro en que se lea: « Los hombres de buen corazón deben proteger la vida de los pájaros y favorecer su propagación. 

Protegiéndolos, los labradores observarán cómo disminuyen en sus tierras las malas hierbas y los insectos. La ley prohíbe la caza de pájaros y señala pena para los infractores. 

En las puertas de las escuelas se pondrá un cuadro en que se lea: «Niños, no privéis de la libertad a los pájaros; no los martiricéis y no les destruyáis sus nidos. Dios premia a los niños que protegen a los pájaros, y la ley prohíbe que se les cace, se destruyan sus nidos y se les quiten las crías.»

De igual forma, unos años más tarde, en 1902, doce países europeos firmaron en París la “Convención internacional para la protección de las aves útiles a la agricultura” que, como resulta evidente por su elocuente título, protegía a los pájaros simple y llanamente porque resultaban de utilidad en las tareas agrícolas.

El contenido de lo que hoy es el Derecho de Medio Ambiente ha sido desarrollado en España en normas como:

  • Ley de Aguas de 1879,
  • Ley de 1972 sobre la contaminación del ambiente atmosférico,
  • Reglamento de actividades molestas, insalubres nocivas y peligrosas,
  • Ley de Costas de 26 de abril de 1969,
  • Ley de 29 de abril de 1964 sobre energía nuclear,
  • Ley de 24 de junio de 1908 sobre montes protectores,
  • Ley de 18 de octubre de 1941 sobre repoblación forestal de riberas y arroyos,
  • Ley de 19 de diciembre de 1951 sobre repoblación forestal y ordenamiento de cultivos agrícolas,
  • Ley de 20 de julio de 1955 de conservación y mejora de suelo agrícola,
  • Ley de 8 de junio de 1957 de Montes,
  • Ley de incendios forestales de 5 de diciembre de 1968,
  • Ley de 2 de mayo de 1975 de Espacios Naturales Protegidos,
  • Ley de 4 de abril de 1970 de caza,
  • Ley de pesca fluvial de 20 de febrero de 1942.

Como concepto doctrinal, podría decirse que primero surgió en el Derecho Internacional, con recomendaciones y reglas de conducta no obligatorias y posteriormente tratados internacionales. A partir del Derecho Internacional cada país fue incorporando las nuevas normas sobre medio ambiente a su derecho interno.

Como Derecho de Protección de la Naturaleza (protección del medio ambiente) tras la creación de los parques de Yosemite (1864) y Yellowstone (1872) en EE.UU, la Ley española de creación de los Parques Nacionales publicada, el 8 de diciembre de 1916, constituye una de las pioneras en la materia.

Actualmente, la protección del medio ambiente se encuentra dentro de nuestro texto constitucional, en especial, dentro del artículo 45.

Se ha construido la protección jurisprudencial del medio ambiente por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos fundamentalmente en base a los artículos 2 y 8 del Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos y de las Libertades Fundamentales, más conocido como la Convención Europea de Derechos Humanos, adoptada por el Consejo de Europa el 4 de noviembre de 1950, a pesar de no formar directamente parte del contenido del mismo.

Tampoco es el medio ambiente parte de la Declaración Universal de Derechos Humanos nacida en el seno de las NN.UU, pero sí de la Declaración Universal de los Derechos Humanos Emergentes (DUDHE) -instrumento programático de la sociedad civil internacional dirigido a los actores estatales y a otros foros institucionalizados para la cristalización de los derechos humanos en el nuevo milenio-.

Beneficios que aportan los servicios de consultoría ambiental a la empresa

Los servicios de consultoría ambiental constituyen una herramienta esencial para poner en marcha un programa o proyecto relacionado con el medio ambiente.

La importancia de la consultoría ambiental radica precisamente en que al producirse la transmisión de experiencias y conocimientos por parte de expertos en la materia, resulta factible conseguir los objetivos que se plantean de modo mucho más fácil.

La consultoría ambiental aporta el punto de vista y el feedback de un tercero independiente y experto en la materia. Esto permite tener en cuenta diversas alternativas para decidir de la mejor forma posible, no sólo en qué sentido actuar, sino también la forma y el tiempo de hacerlo.

Este tipo de consultoría tiene en cuenta:

  • Todos los elementos relacionados con la especialidad de que se trate.
  • La gestión de la normativa ambiental aplicable.

Esto es importante para:

  • Evaluar el grado de cumplimiento normativo de una empresa respecto de la normativa ambiental, procediendo a subsanar los posibles defectos advertidos.
  • Evitar sanciones, errores en las decisiones de negocios o verse metido en acciones judiciales.
  • Cuando la empresa está tratando de conseguir financiación para un proyecto determinado cualquiera que sea el sector de que se trate.

La consultoría ambiental tiende a ser esencial al tratar los temas financieros, fiscales o de gobierno corporativo.

  • Los temas que resulten de interés del cliente.

Aun cuando los éxitos siguen considerándose a la hora de evaluar la aportación de la consultoría ambiental a una empresa, muchas veces las soluciones a los conflictos son complicadas y los éxitos no resultan tan claros.

En muchas de las actuaciones no es posible medir con exactitud los éxitos. De ahí que existan otros criterios a considerar como:

  • La flexibilidad en la consultoría ambiental,
  • La calidad de la información ambiental suministrada por los consultores, o incluso
  • La mera rapidez, que puede ser muy útil en el día a día de un negocio.

Además, la consultoría ambiental puede adaptarse a las necesidades de la empresa bien porque el proveedor de servicios sea flexible, bien porque existe un gran espectro de servicios de consultoría ambiental en el mercado. En este sentido puede prestarse mediante:

  • Colaboraciones con los profesionales en plantilla para proyectos concretos.
  • Intervenciones en due diligences.
  • Actuaciones en proyectos:
    • a desarrollar o
    • de restauración y conservación, cuando el proyecto deja de ser rentable o sostenible.

En el caso de la pymes el consultor ambiental debe ganarse la confianza del empresario como medio para poder asistirle de la mejor manera posible:

  • En la toma de decisiones y
  • En la gestión de su negocio.

 ¿Ventajas del servicio de consultoría ambiental para proyectos?

En los últimos tiempos puede observarse una tendencia al ahorro en la empresa.

  • Las grandes empresas están externalizando departamentos o funciones para reducir costes,
  • Las pequeñas y medianas empresas usan el outsourcing de servicios de consultoría ambiental para:
    • acceder a servicios de consultoría especialzados,
    • disponer de ellos únicamente para lo que la necesitan.

Las plataformas flexibles no sólo proporcionan el servicio de consultoría por proyectos, sino que son capaces de dar respuesta y ayudar a la empresa con los picos de trabajo.

Esta es la razón por la que están surgiendo empresas de consultoría ambiental que ofrecen un servicio para proyectos. Además, los propios consultores están siendo contratados para proyectos concretos.

Estos cambios también vienen motivados por el hecho de que está cambiando el tipo de especialización demandada, cada vez más orientada hacia sectores o tipos de actividad.

Aunque la experiencia es importante, la propia dinámica de la empresa exige a los consultores ambientales una facilidad de aprendizaje y la capacidad de trabajar con autonomía para adaptarse a las características de cada proyecto.

En definitiva, los procesos de outsourcing típicos de diversos departamentos de la empresa han llegado a la consultoría ambiental no sólo por razones de costes sino también por razones de eficiencia.

Aunque pueden utilizarse diversas técnicas, en nuestra opinión lo más destacado de una consultoría ambiental es la aportación de soluciones creativas, pues no sólo han de informar sobre los riesgos de las decisiones, sino también ha de contribuir a que la empresa pueda hacer negocio.

Además, resulta esencial que la empresa pueda disponer de la opinión de consultores expertos en el momento adecuado por lo que las relaciones con la empresa y sus departamentos han de ser muy ágiles. Cada vez es más importante involucrar a la consultoría ambiental en la estrategia de la empresa.

Puesto que la legislación y la normativa no son fijas, los consultores han de mantenerse al día de las novedades, informando consecuentemente a los clientes.

Por último, conviene mencionar que aunque un consultor ambiental que realiza un servicio de consultoría ambiental por proyectos suele cobrar proporcionalmente más que uno en plantilla, cabe la posibilidad de negociar un porcentaje de retribución variable en función de unos criterios de éxito determinados o de la aportación que se haga a la empresa. Este tipo de retribución no suele exceder del 10% o del 20%.

Además, al plantearse contratar servicios de consultoría ambiental (por proyectos o no) conviene recordar que:

  • Lo normal es emplear en las tareas más tiempo del inicialmente previsto.
  • Conviene planificar los proyectos a largo plazo y desarrollarlos por etapas.
  • Los proyectos tienen un ciclo de vida. Por ello, siempre hay que estar preparando el siguiente a pesar de que sólo llegue a consolidarse la 1/20 de los proyectos.
  • Los nuevos proyectos traen consigo nuevos retos y pueden suponer una mejora de la actividad de la empresa aunque el éxito puede tardar en llegar.

Actualidad legislativa en materia de Medio Ambiente

A continuación tienes un listado de las normas en materia de Medio Ambiente que esperamos te sean de utilidad.

Ni la sociedad, ni el hombre, ni ninguna otra cosa deben sobrepasar para ser buenos los límites establecidos por la naturaleza (o el Medio Ambiente)

Hipócrates

Antes de 1975

  • Decreto 2414/1961, de 30 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de Actividades Molestas, Insalubres, Nocivas y Peligrosas

1975/1985

  • Directiva 75/439/CEE del Consejo, de 16 de junio de 1975, relativa a la gestión de aceites usados.
  • Orden de 18 de octubre de 1976, sobre prevención y corrección de la contaminación industrial de la atmósfera.
  • Real Decreto 3275/1982, de 12 de noviembre, sobre condiciones técnicas y garantías de seguridad en centrales eléctricas y centros de transformación.
  • Orden de 25 de junio de 1984, sobre instalación en Centrales Térmicas de equipos de medida y registro de la emisión de contaminación a la atmósfera.

1986/1995

  • Real Decreto 849/1986, de 11 de Abril, por el que se aprueba el Reglamento del Dominio Público Hidráulico, que desarrolla los títulos preliminar, I, IV, V, VI y VII de la Ley 29/1985, de 2 de agosto, de Aguas.
  • Ley 22/1988, de 28 de julio, de costas.
  • Real Decreto 833/1988, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento para la ejecución de la Ley 20/1986, Básica de Residuos Tóxicos y Peligrosos.
  • Real Decreto 927/1988, de 29 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de la Administración Pública del Agua y de la Planificación Hidrológica, en desarrollo de los títulos II y III de la Ley de Aguas.
  • Real Decreto 258/1989, de 10 de marzo, por el que se establece la normativa general sobre vertidos de sustancias peligrosas desde tierra al mar.
  • Real Decreto 1471/1989, de 1 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento General para desarrollo y ejecución de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de costas.
  • Real Decreto 439/1990, de 30 de marzo, por el que se regula el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas.
  • Real Decreto 646/91 de 22 de abril, por el que se establecen nuevas normas sobre limitación a las emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de grandes instalaciones de combustión y se fijan las condiciones para el control de los límites de emisión de SO2 en la actividad del refino de petróleo.
  • Directiva 91/271/CEE del Consejo, de 21 de mayo de 1991, relativa al tratamiento de las aguas residuales urbanas.
  • Directiva 91/689/CEE del Consejo, de 12 de diciembre de 1991, relativa a los residuos peligrosos.
  • Ley 27/1992, de 24 de noviembre, de Puertos del Estado y de la Marina Mercante.
  • Directiva 92/112/CEE del Consejo, de 15 de diciembre de 1992, por la que se fija el régimen de armonización de los programas de reducción, con vistas a la supresión, de la contaminación producida por los residuos de la industria del dióxido de titanio.
  • Reglamento (CEE) nº 259/93 del Consejo, de 1 de febrero de 1993, relativo a la vigilancia y al control de los traslados de residuos en el interior, a la entrada y a la salida de la Comunidad Europea.
  • Resolución de 28 de abril de 1995, de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente y Vivienda, por la que se dispone la publicación del acuerdo del Consejo de Ministros de 17 de febrero de 1.995, por el que se aprueba el Plan Nacional de Recuperación de Suelos Contaminados.
  • Real Decreto 1997/1995, de 7 de diciembre, por el que se establecen medidas para contribuir a garantizar la biodiversidad mediante la conservación de los hábitats naturales y de la flora y fauna silvestres.
  • Real Decreto-Ley 11/1995, de 28 de diciembre, por el que se establecen las normas aplicables al tratamiento de las aguas residuales urbanas.

1996/2005

Mahatma Gandhi

2006/2014

  • Reglamento (CE) nº 166/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de enero de 2006, relativo al establecimiento de un registro europeo de emisiones y transferencias de contaminantes y por el que se modifican las Directivas 91/689/CEE y 96/61/CE del Consejo.
  • Directiva 2006/32/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2006, sobre la eficiencia del uso final de la energía y los servicios energéticos y por la que se deroga la Directiva 93/76/CEE del Consejo.
  • Directiva 2006/11/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de febrero de 2006, relativa a la contaminación causada por determinadas sustancias peligrosas vertidas en el medio acuático de la Comunidad.
  • Directiva 2006/118/CE para la protección de las Aguas Subterráneas frente a la Contaminación y el deterioro.
  • Directiva 2006/12/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 5 de abril de 2006, relativa a los residuos.
  • Real Decreto 679/2006, de 2 de junio, por el que se regula la gestión de los aceites industriales usados.
  • Reglamento (CE) nº 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos.
  •  Ley 27/2006, de 18 de julio, por la que se regulan los derechos de acceso a la información, de participación pública y de acceso a la justicia en materia de Medio Ambiente.
  • Reglamento (CE) n.º 1907/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 18 de diciembre de 2006, relativo al registro, la evaluación, la autorización y la restricción de las sustancias y mezclas químicas (REACH), por el que se crea la Agencia Europea de Sustancias y Mezclas Químicas y modifica diversas normativas europeas sobre clasificación, etiquetado y envasado de sustancias y mezclas.
  • Real Decreto 508/2007, de 20 de abril, por el que se regula el suministro de información sobre emisiones del Reglamento E-PRTR y de las autorizaciones ambientales integradas.
  • Real Decreto 509/2007, de 20 de abril, que desarrolla la  Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.
  • Resolución de 3 de mayo de 2007, de la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental, por la que se publica el Acuerdo Voluntario entre el Ministerio de Medio Ambiente, la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, la Asociación Nacional de Electroquímica y Aragonesas Industrias y Energía, S.A. para la protección ambiental y el control de emisiones del Sector Cloro-Álcali Español.
  • Real Decreto 661/2007, de 25 de mayo,por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial.
  • Reglamento (CE) 715/2007 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 20 de junio de 2007, sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor, por lo que se refiere a las emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales ligeros (Euro 5 y Euro 6) y sobre el acceso a la información relativa a la reparación y el mantenimiento de los vehículos.
  • Real Decreto 812/2007, de 22 de junio, sobre evaluación y gestión de la calidad del aire ambiente en relación con el arsénico, el cadmio, el mercurio, el níquel y los hidrocarburos aromáticos policíclicos.
  • Real Decreto 1027/2007, de 20 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de instalaciones térmicas en los edificios (RITE).
  • Real Decreto 1031/2007, de 20 de julio, por el que se desarrolla el marco de participación en los mecanismos de flexibilidad del Protocolo de Kioto.
  • Real Decreto 1367/2007, de 19 de octubre, por el que se desarrolla la Ley 37/2003, de 17 de noviembre, del Ruido, en lo referente a zonificación acústica, objetivos de calidad y emisiones acústicas.
  • Real Decreto 1369/2007, de 19 de octubre, relativo al establecimiento de requisitos de diseño ecológico aplicables a los productos que utilizan energía.
  • Ley 26/2007, de 23 de octubre, de Responsabilidad Medioambiental.
  • Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.
  • Ley 42/2007, de 13 de diciembre, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad.
  • Texto refundido de la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental de proyectos, aprobado por el Real Decreto Legislativo 1/2008, de 11 de enero.
  • Resolución de 14 de enero de 2008, de la Secretaría General para la Prevención de la Contaminación y el Cambio Climático, por la que se publica el Acuerdo de 7 de diciembre de 2007, del Consejo de Ministros, por el que se aprueba el II Programa Nacional de Reducción de Emisiones, conforme a la Directiva 2001/81/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de octubre de 2001, sobre techos nacionales de emisión de determinados contaminantes atmosféricos.
  • Directiva 2008/1/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 15 de enero de 2008, relativa a la prevención y al control integrados de la contaminación.
  • Orden PRE/77/2008, de 17 de enero, por la que se da publicidad al Acuerdo de Consejo de Ministros por el que se aprueba el Plan Nacional de Reducción de Emisiones de las Grandes Instalaciones de Combustión existentes.
  • Real Decreto 105/2008, de 1 de febrero, por el que se regula la producción y gestión de los residuos de construcción y demolición.
  • Real Decreto 106/2008, de 1 de febrero, sobre pilas y acumuladores y la gestión ambiental de sus residuos.
  • Resolución de 14 de mayo de 2008, de la Secretaría General de Energía, por la que se aprueba la Guía Técnica para la medida y determinación del calor útil, de la electricidad y del ahorro de energía primaria de cogeneración de alta eficiencia.
  • Directiva 2008/50/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de mayo de 2008, relativa a la calidad del aire ambiente y a una atmósfera más limpia en Europa.
  • Real Decreto Legislativo 2/2008, de 20 de junio, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley 8/2007, de 28 de mayo, del Suelo.
  • Real Decreto 1890/2008, de 14 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento de eficiencia energética en instalaciones de alumbrado exterior y sus Instrucciones técnicas complementarias EA-01 a EA-07.
  • Directiva 2008/105/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de diciembre de 2008, relativa a las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas, por la que se modifican y derogan ulteriormente las Directivas 82/176/CEE, 83/513/CEE, 84/156/CEE, 84/491/CEE y 86/280/CEE del Consejo, y por la que se modifica la Directiva 2000/60/CE.
  • Real Decreto 2090/2008, de 22 de diciembre, aprueba el Reglamento de desarrollo parcial de la Ley 26/2007.
  • Reglamento (CE) nº 304/2009 de la Comisión, de 14 de abril de 2009, que modifica los anexos IV y V del Reglamento (CE) nº 850/2004 del Parlamento Europeo y del Consejo por lo que respecta al tratamiento de residuos que contienen contaminantes orgánicos persistentes en los procesos de producción térmica y metalúrgica.
  • Directiva 2009/31/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 23  de  abril de 2009 relativa al almacenamiento geológico de dióxido de carbono y por la que se modifican la Directiva 85/337/CEE del Consejo, las Directivas 2000/60/CE, 2001/80/CE, 2004/35/CE, 2006/12/CE, 2008/1/CE y el Reglamento (CE) no 1013/2006 del Parlamento Europeo y del Consejo.
  • Directiva 2009/30/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 23 de abril de 2009, por la que se modifica la Directiva 98/70/CE, en relación con las especificaciones de la gasolina, el diesel y el gasóleo, se introduce un mecanismo para controlar y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, se modifica la Directiva 1999/32/CE del Consejo en relación con las especificaciones del combustible utilizado por los buques de navegación interior y se deroga la Directiva 93/12/CEE.
  • Orden ARM/1312/2009, de 20 de mayo, por la que se regulan los sistemas para realizar el control efectivo de los volúmenes de agua utilizados por los aprovechamientos de agua del dominio público hidráulico, de los retornos al citado dominio público hidráulico y de los vertidos al mismo.
  • Reglamento (CE) nº 1005/2009 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 16 de septiembre de 2009, sobre las sustancias que agotan la capa de ozono (versión refundida).
  • Real Decreto 1514/2009, de 2 de octubre, por el que se regula la protección de las aguas subterráneas.
  • Ley 19/2009, de 23 de noviembre, de medidas de fomento y agilización procesal del alquiler y de la eficiencia energética de los edificios.
  • Directiva 2009/147/CE del Parlamento Europeo y del Consejo de 30 de noviembre de 2009 relativa a la conservación de las aves silvestres.
  • Ley 25/2009, de 22 de diciembre, de modificación de diversas leyes para su adaptación a la Ley sobre el libre acceso a las actividades de servicios y su ejercicio.
  • Ley 8/2010, de 31 de marzo, por la que se establece el régimen sancionador previsto en los Reglamentos (CE) relativos al registro, a la evaluación, a la autorización y a la restricción de las sustancias y mezclas químicas (REACH) y sobre la clasificación, el etiquetado y el envasado de sustancias y mezclas (CLP), que lo modifica.
  • Real Decreto 1565/2010, de 19 de noviembre, por el que se regulan y modifican determinados aspectos relativos a la actividad de producción de energía eléctrica en régimen especial.
  • Real Decreto 1614/2010, de 7 de diciembre, por el que se regulan y modifican determinados aspectos relativos a la actividad de producción de energía eléctrica a partir de tecnologías solar termoeléctrica y eólica.
  • Ley 40/2010, de 29 de diciembre, de almacenamiento geológico de CO2.
  • Ley 41/2010, de 29 de diciembre, de protección del medio marino.
  • Real Decreto 60/2011, de 21 de enero, sobre las normas de calidad ambiental en el ámbito de la política de aguas.
  • Real Decreto 100/2011, de 28 de enero, por el que se actualiza el catálogo de actividades potencialmente contaminadoras de la atmósfera y se establecen las disposiciones básicas para su aplicación.
  • Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados.
  • Real Decreto Legislativo 2/2011, de 5 de septiembre, por el que se aprueba el Texto Refundido de la Ley de Puertos del Estado y de la Marina Mercante.
  • Directiva 2011/92/UE del Parlamento Europeo y del Consejo de 13 de diciembre de 2011 relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente.
  • Ley 15/2012, de 27 de diciembre, de medidas fiscales para la sostenibilidad energética.
  • Directiva 2013/28/UE de la Comisión, de 17 de mayo de 2013, que modifica el anexo II de la Directiva 2000/53/CE del Parlamento Europeo y del Consejo, relativa a los vehículos al final de su vida útil.
  • Ley 2/2013, de 29 de mayo, de protección y uso sostenible del litoral y de modificación de la Ley 22/1988, de 28 de julio, de Costas.
  • Ley 7/2013, de 25 de junio, de declaración del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.
  • Real Decreto 815/2013, de 18 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento de emisiones industriales y de desarrollo de la Ley 16/2002, de 1 de julio, de prevención y control integrados de la contaminación.
  • Orden AAA/2272/2013, de 27 de noviembre, por la que se crea la Comisión permanente para situaciones de adversidad climática o medioambiental.
  • Ley 21/2013, de 9 de diciembre, de evaluación ambiental.
  • Ley 24/2013, de 26 de diciembre, del Sector Eléctrico.
  • Real Decreto 2/2014, de 10 de enero, por el que se modifica el Estatuto del Fondo Español de Garantía Agraria, aprobado por Real Decreto 1441/2001, de 21 de diciembre.
  • Ley 6/2014, de 7 de abril, por la que se modifica el texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo.
  • Reglamento (UE) Nº 517/2014 del Parlamento Europeo y del Con2sejo, de 16 de abril de 2014, sobre los gases fluorados de efecto invernadero y por el que se deroga el Reglamento (CE) nº 842/2006.
  • Reglamento (UE) núm. 597/2014 del Parlamento Europeo y del Consejo de 16 de abril de 2014 que modifica el Reglamento (CE) núm. 812/2004 del Consejo por el que se establecen medidas relativas a las capturas accidentales de cetáceos en la pesca.
  • Decisión de la Comisión de 5 de junio de 2014 por la que se establecen criterios ecológicos para la concesión de la etiqueta ecológica de la UE a los productos.
  • Real Decreto 413/2014, de 6 de junio, por el que se regula la actividad de producción de energía eléctrica a partir de fuentes de energía renovables, cogeneración y residuos.
  • Ley (Comunidad Valenciana) 2/2014, de 13 de junio, de Puertos de la Generalitat.
  • Decreto 25/2014, de 13 de junio, por el que se establecen en la Comunidad Autónoma de La Rioja las condiciones para la alimentación, dentro de las zonas de protección, de determinadas especies de fauna silvestre necrófaga con subproductos animales no destinados a consumo humano procedentes de explotaciones ganaderas y se regula el procedimiento de autorización.
  • Real Decreto 876/2014, de 10 de octubre, por el que se aprueba el Reglamento General de Costas.

2015

  • Real Decreto 110/2015, de 20 de febrero, sobre residuos de aparatos eléctricos y electrónicos.

2016

  • Real Decreto 56/2016, de 12 de febrero, por el que se transpone la Directiva 2012/27/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 25 de octubre de 2012, relativa a la eficiencia energética, en lo referente a auditorías energéticas, acreditación de proveedores de servicios y auditores energéticos y promoción de la eficiencia del suministro de energía.
  • Real Decreto Legislativo 1/2016, de 16 de diciembre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley de prevención y control integrados de la contaminación.

2017

  • Real Decreto 1042/2017, de 22 de diciembre, sobre la limitación de las emisiones a la atmósfera de determinados agentes contaminantes procedentes de las instalaciones de combustión medianas y por el que se actualiza el anexo IV de la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera.

2020

  • Reglamento (UE) 2020/852, del Parlamento Europeo y del Consejo (Reglamento de Taxonomía).
  • Real Decreto 646/2020 que establece el marco general para toda España en relación a la Gestión de residuos asociados al COVID-19.
  • Orden SND/271/2020, de 19 de marzo, sobre Gestión de residuos asociados al COVID-19.
  • Real Decreto 553/2020, de 2 de junio, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado.

2021

  • Reglamento (UE) 2021/241 del Parlamento Europeo y del Consejo de 12 de febrero de 2021, de Recuperación, Transformación y Resiliencia.
  • Ley 7/2021, de 20 de mayo, de Cambio Climático y Transición Energética.
  • Real Decreto 637/2021, de 27 de julio, por el que se establecen las normas básicas de ordenación de las granjas avícolas

2022

  • Real Decreto 128/2022, de 15 de febrero, sobre instalaciones portuarias receptoras de desechos de buques.
  • Real Decreto 208/2022, de 22 de marzo, sobre las garantías financieras en materia de residuos.
  • Ley 7/2022, de 8 de abril, de residuos y suelos contaminados para una economía circular.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio