Empresario individual. Aspectos legales básicos

Cualquier proyecto empresarial puede iniciarse de dos maneras posibles: 

  • Bien individualmente, 
  • Bien por dos o más personas (socios). 

En ambos casos es posible el éxito siempre que haya un ambiente distendido que favorezca el trabajo.

Ventajas de hacerse autónomo

Si se empieza de forma individual, hacerse autónomo es la fórmula más sencilla. De hecho los empresarios con más éxito suelen tender a ser conservadores y dar pasos poco a poco a medida que dominan el negocio. Además, tienen en común su capacidad para ponerse en el lugar del cliente.

Cualquiera que sea la forma por la que se opte para iniciar un emprendimiento acostumbrarse a realizar pruebas a pequeña escala resulta lo más adecuado para comprobar qué funciona o hacer cambios en el modelo antes de hacer el lanzamiento a mayor escala.

Con independencia de los objetivos que se tengan a medio o largo plazo, empezar en pequeño es lo más recomendable. Además, los objetivos (estrategias y acciones) deben ser claros sin perjuicio de irlos adaptando según evolucione el negocio.

Siempre es aconsejable relacionarse con otros emprendedores y estar abierto a nuevas ideas.

Una de las ventajas de ser pequeño, que a veces no se valora lo suficiente, es el poder atender a los clientes en persona y dedicarles tiempo. Ese trato personalizado puede ser precisamente una forma de diferenciación respecto de la competencia. 

No importa dónde estés. Nuestros expertos te brindan asesoramiento legal en línea cuando lo necesitas

Todo lo que debe tener en cuenta un empresario individual o emprendedor

El empresario individual, a veces por insuficiencia de recursos, a veces por desconocimiento y otras porque en el inicio de la andadura de toda empresa tiene que hacer la mayor parte de las funciones de la misma, es frecuente que olvide, omita o deje pasar cuestiones legales que puedan luego pasarle factura, e incluso, llegar a y comprometer la estabilidad o viabilidad de su empresa.

Por esta razón queremos mitigar este tipo de situaciones informando sobre las cuestiones esenciales para aclarar dudas, analizar temas concretos y ayudarte a avanzar cualquiera que sea la situación en que te encuentres.

A continuación hablamos: 

  • Del concepto jurídico de empresario individual
  • sus requisitos y estatuto jurídico,

para pasar a exponer:

  • sus obligaciones, 
  • los tipos de colaboradores que puede tener, 
  • la representación del empresario individual y 
  • el ámbito de su responsabilidad.
  • Las ventajas e inconvenientes de esta forma jurídica, 
  • los trámites administrativos a realizar y
  • las novedades introducidas por la ley de emprendedores, hasta llegar a la situación actual.

La libertad de empresa se  halla  reconocida en el  artículo 38 CE

En la esfera mercantil, como puede indicarle un abogado, el empresario es el sujeto que ejercita la forma de actividad económica organizada que constituye la empresa.

El art. 1 del Código de Comercio considera (empresarios) comerciantes individuales los que teniendo capacidad legal para ejercer el comercio se dedican a él habitualmente. Es decir, se trata de la persona física que, por sí misma o a través de delegados, práctica y despliega en su propio nombre una actividad constitutiva de empresa en el mercado. Por tanto, le corresponden la titularidad tanto de los derechos como de las obligaciones que derivan de dicha actividad.

La ley no exige al empresario que ejercite directamente y de forma personal la actividad. Basta que se ejercite en su nombre.

Diferencia entre autónomo y empresario individual

Conviene diferenciar los conceptos de empresario individual y autónomo, aunque el primero será muy probablemente un autónomo, un autónomo puede no ser un empresario individual, sino, por ejemplo, un administrador de una sociedad mercantil.

El empresario individual y el Registro Mercantil

La publicidad registral se regula en los artículos 16 a 24 del C.Com y en el artículo 1 del RRM.

En general, la obligación de inscripción del propio empresario y de determinados  actos en el Registro Mercantil (art. 16.1C.Com), no rige para el empresario individual, sin perjuicio de que sea potestativa  (art.  19.1 C.Com). 

Para que pueda practicarse la inscripción es necesario acreditar el comienzo de la actividad aportando el alta censal y el impuesto de actividades económicas.

No importa dónde estés. Nuestros expertos te brindan asesoramiento legal en línea cuando lo necesitas

Estatuto jurídico del empresario

La  consideración  de  una  persona  como  comerciante  o  como  empresario  tiene importantes consecuencias para su régimen jurídico. 

Desde una dimensión social, se imponen  impone ciertas restricciones a la forma en que puede administrar su patrimonio.

De acuerdo con el artículo 129.2 CE, el empresario debe aceptar que otros grupos interesados puedan intervenir en el proceso de toma de decisiones. (En  especial los trabajadores).

De acuerdo con el  art. 128.2  CE tiene que soportar que su  empresa  sea  intervenida en el caso de que el  interés  general  lo  requiera.

Empresario Individual, requisitos

Capacidad del empresario

En general, basta ser mayor de edad y tener  la  libre  disposición  de  los  bienes. Es decir, no estar legalmente incapacitado.

Como excepción, los  menores  de  edad  y  los  legalmente  incapacitados pueden  ser  empresarios  pero  no  pueden  ejercer  personalmente  la  actividad , debiendo actuar por medio de sus representantes legales.

En  la  práctica,  este tipo de forma social se da fundamentalmente en PYME o más comúnmente en microempresas, pues en la medida que crece su empresa, se tiende a buscar la limitación de responsabilidad que ofrece  la sociedad mercantil, que puede ser unipersonal (S.A. o S.L.).

Incompatibilidades del empresario

Existen prohibiciones  legales  para el ejercicio de la actividad empresarial en el caso de personas  que  desempeñan  determinadas  funciones  públicas. El  incumplimiento  de  estas  prohibiciones  absolutas o relativas podrá  dar  lugar  a  la  imposición de  sanciones  administrativas,  pero no supone  la  nulidad  de  los  actos  y  contratos  realizados  frente a terceros. 

Existen prohibiciones legales de competir, en el caso de administradores, apoderados  generales o trabajadores, salvo pacto en contrario. El incumplimiento puede dar lugar a la destitución, cese  o  despido, según los casos. En  determinadas circunstancias podrá  dar  lugar  a  la  obligación  de indemnizar  por los  daños  causados.   Tampoco, en este caso,   supone  la  nulidad  de  los  actos  y  contratos  realizados  frente a terceros.

Conviene destacar que los profesiones liberales, en el ejercicio de su profesión, quedan, en principio, al margen del Derecho Mercantil. La  condición  mercantil  únicamente se adquiere en este caso cuando optan por una sociedad de capital (art. 2 LSC).

Obligaciones del empresario individual

Son obligaciones del empresario individual:

  • Llevar  la contabilidad (art.  25  C.Com).
  • En el ámbito fiscal, 
    • está  sujeto  al  IRPF y al IVA
    • puede  constituir Uniones  Temporales  de  Empresas   y  Agrupaciones  de Interés  Económico  y, en  general, 
    • tienen un estatuto fiscal especial.

La participación de un empresario en un contrato  le otorga  carácter  mercantil  cuando forman parte del giro o tráfico de la empresa.

Colaboradores del empresario

1. Dependientes

  1. Trabajadores
  2. Auxiliares del empresario dotados de  un  poder  de representación. Pueden ser: apoderados  generales -factores, directores  generales, gerentes-.
  3. Apoderados singulares.
  4. Viajantes de comercio.

2. Independientes

Son  los distribuidores o las personas que comercializan productos  y  servicios  de  otros  empresarios  por cuenta propia, en virtud de contratos  mercantiles.

Aunque  en  algunos aspectos puedan tener que seguir las instrucciones del empresario vendedor de los productos o servicios, los distribuidores o comercializadores intervienen  de forma  autónoma, sin que exista entre ellos ningún tipo de relación, más allá de la pura colaboración mercantil.

Representación del empresario

El  art.  281  del Código de Comercio permite  al  empresario, unipersonal o no, nombrar  apoderados generales o singulares, quienes actuarán en el tráfico en nombre  y a cuenta del empresario. Es decir,  se unen al empresario por medio de un vínculo representativo. 

La representación es una  institución  jurídica  por  la  que  una persona  queda  autorizada  a otorgar  un negocio  jurídico  en nombre  y  por cuenta de otra,  de forma que el negocio se entiende  efectuado por esta última.

En  el  caso  del  factor  y el dependiente  existe  un  apoderamiento  expreso  y, por  lo  tanto,  el  ámbito  de la representación no está predeterminado por la  ley.

Si el  factor  realiza  alguna  operación extralimitándose del poder otorgado,  la  operación  será  válida  y  obligará  al empresario  siempre  que  se  trate  de  una  operación  propia  del tráfico  de  la  empresa  y  que  el  tercero  haya actuado de buena  fe.  

No obstante, si  los  limites  constan  en  el  Registro  Mercantil,  parte  de  la  doctrina  considera que  serían  oponibles  a  terceros  de buena  fe en  virtud de la publicidad registral.

Los Dependientes o mancebos, por su parte, sólo  obligan  al  empresario  cuando realizan  operaciones  propias  del  ramo  que  tienen  encomendado.

El empresario individual y su responsabilidad

La responsabilidad del empresario individual frente a terceros es universal. Por tanto, responde con todos sus bienes presentes y los que pueda tener en el futuro de las deudas contraídas en el ejercicio de su empresa (artículo 1911 CC).

Si el empresario está  casado, además del patrimonio del empresario, responden los bienes comunes de los cónyuges, salvo oposición del cónyuge no empresario unipersonal (arts.  6  y  7  C.Com).

Sólo en el caso de que el cónyuge no empresario consienta que  sus propios bienes  se  afecten  a  la  actividad mercantil del otro cónyuge, responderán también éstos. Este consentimiento se realiza en cada caso concreto (art. 9).

Por ello, a pesar de que el empresario individual no está obligado a inscribirse en el Registro Mercantil, puede ser conveniente hacerlo, entre otras razones, para registrar:

No importa dónde estés. Nuestros expertos te brindan asesoramiento legal en línea cuando lo necesitas

  • Los datos relativos al cónyuge, 
  • el régimen económico del matrimonio,
  • capitulaciones, así como 
  • el consentimiento, 
  • la revocación u oposición del cónyuge a la afección a la actividad empresarial de los bienes comunes o los privativos.

Clases de responsabilidades

  • a) Pública: se imputa por la lesión a un bien jurídico público. Es esencialmente sancionadora. Puede ser penal, por delitos o faltas imputables al empresario, o administrativa.
  • b) Privada o civil: Puede ser contractual o extracontractual. En el primer caso rigen los arts 1101 y ss del CC y en el segundo, los artículos 1902 y ss del mismo texto legal.

Además existe 

  • Un régimen especial para los daños ocasionados por productos y servicios defectuosos o peligrosos
  • Otro para la responsabilidad ambiental o responsabilidad civil y administrativa por daños medioambientales.

El régimen de responsabilidad es la principal diferencia entre empresario individual y social. No obstante, existe una tendencia a la objetivación y limitación de la responsabilidad civil del empresario a través de:

  • Una limitación cuantitativa de la indemnización en los supuestos de responsabilidad objetiva
  • Una limitación indirecta de la responsabilidad patrimonial a través de las sociedades unipersonales, a las que suele evolucionar, en la mayoría de los casos el empresario unipersonal.

Empresario individual. Ventajas e inconvenientes

Empresario individual, ventajas

En el ámbito de las PYME y microempresas adoptar la forma de empresario individual puede ser interesante porque:

  • Es la forma jurídica que necesita menos trámites y gestiones a realizar.
  • Resulta más económica al no requerir la constitución de una persona jurídica distinta del propio empresario.

Pero tus abogados o tu asesoría legal te dirán que si bien puedes iniciar tu actividad como empresario individual, cuando tu empresa alcance una cierta dimensión es recomendable optar por la limitación de responsabilidad. Esto se producirá generalmente a través de una sociedad de responsabilidad limitada. A

Algunos abogados de empresa incluso te indicarán que te compensa utilizar desde el principio una forma societaria para asegurar tu patrimonio personal.

Desventajas del empresario individual

  • La responsabilidad del empresario es ilimitada. Por tanto, responde con su patrimonio personal de las deudas de su empresa.
  • Si sus beneficios son grandes, puede estar sometido a tipos impositivos elevados. 

No hay que olvidar que la persona física tributa por tipos crecientes. Por el contrario, las sociedades de reducida dimensión, entendiendo por tales las que tienen menos de 8 millones de euros de cifra de negocios, tributan al tipo del 25 % sobre los primeros 120.202,41 € de beneficios.

No importa dónde estés. Nuestros expertos te brindan asesoramiento legal en línea cuando lo necesitas

Ventajas de la forma societaria

No hay diferencias entre empresario individual y empresario unipersonal de responsabilidad limitada en el gravamen de impuestos ni en tributaciones a la Seguridad por cada trabajador. Tampoco en la cuota de IRPF que ha de retenerse en las nóminas o en el IVA general.

En cuanto al IS y al IRPF, el primero supone un ahorro del 5 %. El IS es del 25% sobre los beneficios obtenidos, mientras que el empresario individual tiene que pagar a cuenta trimestralmente el 20 % sobre la diferencia entre ingresos y gastos.

Incluso tu asesoría legal de empresas seguramente te dirá que no merece la pena la limitación parcial de responsabilidad que se concede por la ley de emprendedores al emprendedor de responsabilidad limitada (que trataremos más adelante) cuando con la creación de una sociedad limitada express puedes limitarla totalmente.

Trámites del empresario individual

El empresario individual tiene que realizar diversos tipos de trámites ante la administración con motivo del inicio de su actividad económica.

Como puede explicar la consultoría legal empresarial, en primer lugar, es necesario realizar ante la AEAT:

  • El alta de la declaración censal, y (Modelo 036 o 037).
  • El alta en el Impuesto sobre Actividades Económicas (IAE). No obstante, estarás exento del pago de este impuesto en la mayoría delos casos.

Ulteriormente, durante el ejercicio de la actividad:

  • El empresario individual estará sujeto al IVA y obligado a presentar los modelos cuatrimestrales (Modelo 303) y la declaración anual  (modelo 390).
  • Sin perjuicio de tu obligación de tributar por el IRPF.

Asimismo el empresario individual debe tramitar en la TGSS:

  • El alta en el Régimen Especial de Autónomos (RETA).

Otro de los trámites necesarios que han de realizarse en el ayuntamiento del municipio en que vaya a desarrollarse la actividad empresarial es:

  • Solicitar las licencias pertinentesen función del tipo de actividad.
    • (Licencia de actividades, 
    • Licencia de instalaciones y obra o  
    • Licencia de funcionamiento, según el procedimiento que corresponda:
      • Procedimiento ordinario, 
      • Implantación o modificación de actividades -IMA-, 
      • Comunicación previa o 
      • Declaración responsable)

Además, tendrá que comunicar la apertura del centro de trabajo en la Dirección Provincial del Ministerio de Empleo y Seguridad Social o en la Consejería de Trabajo de la Comunidad Autónoma correspondiente, con independencia de que tenga o no trabajadores a su servicio y cualquiera que sea la actividad de tu empresa. 

Esta comunicación se presenta dentro de los 30 días siguientes al inicio de una nueva actividad o a la reanudación de la misma después de efectuar alteraciones, ampliaciones o modificaciones de importancia.

En caso de contratar trabajadores existen algunos trámites adicionales:

1.- Ante la TGSS y antes de la iniciación de la prestación de servicios del trabajador:

  • Debe inscribir la empresa en la Dirección Provincial de la TGSS de la provincia en la que radique su domicilio o centro de trabajo.
  • Afiliación o comunicación de alta en la SS de los trabajadores. Ante el SEPE:

Los contratos de trabajo deben formalizarse en un plazo no superior a 10 días desde la firma del contrato.

2.- Ante la Inspección de trabajo:

  • Sellará y diligenciar el Libro de Visitas y 
  • Comprobará si se cumplen las disposiciones vigentes en materia laboral y de seguridad e higiene en el centro de trabajo.

Si la empresa va a gestionar datos de carácter personal, será necesario cumplir con las obligaciones establecidas en la LOPD.

Para proteger la imagen de la empresa o sus productos o servicios es conveniente además realizar ante la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM), o en caso de marca comunitaria ante a la OMPI:

  • Registrar las marcas de productos o servicios y/o 
  • El nombre comercial de la empresa

La duración de la protección conferida en estos casos es de 10 años a partir de la fecha del depósito de la solicitud, pudiendo ser renovados indefinidamente.

No importa dónde estés. Nuestros expertos te brindan asesoramiento legal en línea cuando lo necesitas

Ley de emprendedores

Tras la ley 14/2013 de apoyo a los emprendedores y su internacionalización, es posible en el ordenamiento jurídico español el emprendedor de responsabilidad limitada.

Con ello, la ley pretende limitar en parte la responsabilidad del emprendedor establecida en los artículos 1911 del CC y 6 del Ccom, excluyendo de la misma la vivienda habitual siempre que su valor no supere los 300.000 euros o 450.000 en poblaciones de más de un millón de habitantes.

Si bien, la aplicación de lo anterior conlleva importantes requisitos:

  • Las deudas han de ser consecuencia del ejercicio de la actividad empresarial o profesional. 
  • Es necesario inscribir al emprendedor en el Registro Mercantil en donde se indicará el inmueble exento. 
  • Esta circunstancia debe constar también en la hoja del inmueble en el Registro de la Propiedad.
  • El emprendedor debe hacer constar su condición de ERL en toda su documentación
  • Debe someter a auditoría sus cuentas anuales y debe depositarlas en el RM.

Como hemos visto, sin embargo, el empresario ya disponía de la posibilidad de limitar su responsabilidad, y no sólo a su vivienda habitual, sino a todo su patrimonio por medio de la sociedad unipersonal (empresa unipersonal con forma societaria) con un coste pequeño a tenor del RDL 13/2010, maximizando con ello su protección jurídica. 

Con ello, las diferencia entre empresario individual y social se reducen hasta limitarse a consideraciones formales y normas aplicables.

Otras cuestiones que introduce la ley de emprendedores

La ley de emprendedores también introduce:

  • – La posibilidad de que los emprendedores que no hayan llegado a buen puerto puedan negociar con sus acreedores un acuerdo extrajudicial de pagos en condiciones que les permitan iniciar una nueva actividad. 
  • – Facilidades para el acceso y permanencia en España a los extranjeros emprendedores en determinadas circunstancias.
  • – La Sociedad Limitada de formación sucesiva, que implica que los emprendedores no necesitan contar al inicio ni siquiera con un capital mínimo de 3000 €.
  • Bonificaciones (para empresarios autónomos con discapacidad, para el nuevo autónomo menor de 30 años que quiera crear una empresa y para autónomos con pluralidad de actividades, todas con plazos de 6 meses a 1 año)
  • – Incentivos fiscales (para empresas de nueva creación) y 
  • – La posibilidad de optar por el IVA de caja.

Situación actual del empresario individual

Destacar que los negocios online pueden montarse en solitario, sin inversores ni empleados. Además, con la globalización y la tecnología es muy probable que en pocos años el número de mandos intermedios y trabajadores del conocimiento se reduzca considerablemente en los países industrializados en favor de mercados más baratos.

Empresario individual, características

Y para terminar, puede decirse que son características del empresario individual:

  • La capacidad de detectar oportunidades, 
  • La capacidad de innovar,
  • La capacidad de adaptarse a los cambios y/o al entorno, 
  • La capacidad de dirección, 
  • La capacidad de tomar riesgos calculados y
  • La capacidad de tomar decisiones.
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio