Aprovechar la eficacia de la tecnología para aumentar productividad y reducir costes. Ejemplos

No resulta nuevo subrayar que la tecnología es eficiencia, por lo que es esencial para cualquier empresa fomentar una cultura innovadora para hacer progresar tecnología, productos, ventas y marketing.

Las nuevas tecnologías y la automatización de la información están generando nuevas oportunidades en todos los sectores, al tiempo que influyen en la competitividad de las empresas.

Por otro lado, las tecnologías de la información están:

  • Modificando las preferencias de consumidores usuarios,
  • Generando nuevos hábitos e incluso
  • Contribuyendo a la creación nuevos de productos y servicios. 

No pueden pasarse por alto herramientas que facilitan la gestión, agilizan el acceso a la información desde cualquier parte y pueden usarse sin “hipotecar” la empresa. Muchas libres, gratuitas o asequibles. De ahí que las pequeñas y medianas empresas:

  • Disfruten de la conectividad de las aplicaciones móviles, 
  • Tengan acceso a redes y cloud computing pagando sólo por el uso, 
  • Sean activas en las redes sociales, 
  • Utilicen herramientas y plataformas tecnológicas buenas y baratas,
  • Tengan una página web con un reducido coste mensual o 
  • Se aprovechen de las estrategias de Marketing 2/3/4.0 (como blogs o nanoblogs) a un mínimo coste.

También pueden optar por socios tecnológicos, contratar o externalizar los servicios de tecnología, reduciendo los costes de inversión y optimizando su tiempo.

Como posibles retos a los que adaptarse pueden mencionarse:

  • La reducción de las ventanas temporales de oportunidad en muchos sectores.
  • La necesidad de mirar constantemente al mercado para determinar el momento adecuado para el lanzamiento de un producto o servicio. Adelantarse o retrasarse pueden ser causa de fracaso.
  • A veces, el modelo de negocio para explotar las innovaciones no resulta claro o
  • Resulta necesario sacrificar los ingresos a corto plazo en favor de la experiencia de usuario.

Veamos a continuación algunos ejemplos de tecnologías.

Contratación en el Derecho Informático. E-contratos

Cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia

Arthur Clarke

La irrupción de estas nuevas tecnologías en el mundo empresarial e institucional ha propiciado la aparición de nuevos tipos contractuales y nuevas formas de contratar.

Este nueva forma de contratación, hace que el profesional del Derecho se enfrente a tres recientes dificultades que tendrá que superar en su estudio:

Aspectos técnicos

Los profesionales del Derecho carecen en su mayoría de conocimientos técnicos lo que dificulta enormemente la redacción e interpretación de este tipo de contratos, los e-contratos, y, en particular, la identificación de las principales cuestiones a considerar.

Falta de precisión del vocabulario

Se da una preponderancia de términos anglosajones, a lo que ha de añadirse la falta de uniformidad en sus acepciones. Esto se traduce en una imprecisión del vocabulario técnico-jurídico.

Además hay que distinguir entre el contrato informático (referido a bienes y servicios informáticos) y el contrato electrónico, aunque en realidad los dos forman parte de la contratación informática o e-contratos.

  • Se entiende por contratación electrónica o por medios electrónicos es aquella que, independientemente de su objeto, se realiza por medio de o utilizando medios electrónicos. (Se extiende además de a los realizados utilizando ordenadores, a tecnologías anteriores, como contratos a distancia).

En estos contratos las partes manifiestan su consentimiento de forma digital, por lo que no podrán celebrarse de esta manera aquellos contratos en que la ley exija una determinada forma.

  • La contratación informática o e-contratos es la que tiene por objeto un bien informático, un servicio informático, o ambos a la vez, o bien, que alguna  de las prestaciones de las partes se refiera a un bien o servicio informático.
    • Son bienes informáticos todos los que forman parte de un sistema de hardware, ya sea la unidad central de proceso o sus periféricos. También se considera bienes informático el software o los bienes inmateriales que suministran los datos o las instrucciones, entre otros.
    • Los servicios informáticos son los que sirven de apoyo y complemento de la actividad informática. También se incluyen dentro de los e-contratos.

Estructura compleja

Para Davara Rodríguez existen tantos tipos de contratos como negocios jurídicos se realicen sobre el objeto.

Los e-contratos son susceptibles de diversas clasificaciones, destaca la basada en el objeto (Davara). Así se clasifican en contratos de:

Hardware

Contratos de hardware son los referidos al soporte físico de un sistema informático compuesto por elementos que permiten el ingreso de datos “input”, su recuperación o regreso “output” por diversos medios, y su tratamiento automatizado por la aplicación de tecnología electrónica y programas de computación.

Software

Contratos de software son los referidos al soporte lógico, programas de ordenador o conjunto de instrucciones en código binario, que pueden ejecutarse en un soporte físico dado. El software forma parte de la propiedad intelectual.

Instalación llave en mano

Contrato de instalación llave en mano (turn key package) incluyen tanto el hardware como el software y determinados servicios de mantenimiento y formación del usuario.

Servicios auxiliares

Los contratos de servicios auxiliares se refieren al mantenimiento de equipos o a la formación de personas que van a utilizar la aplicación.

Contratación informática como tipología contractual diferente

Un aspecto importante de los contratos es que se trata de contratos de adhesión en numerosos casos. La falta de igualdad entre las partes provoca que el legislador tenga que intervenir para asegurar la protección del más débil. Así puede citarse la aplicabilidad de la Ley de Consumidores y Usuarios en España.

A tenor del artículo 1261 del Código Civil, no hay contrato si no concurren los requisitos siguientes: consentimiento de los contratantes, que ha de ser libre y voluntario; objeto cierto que sea materia de contrato; y causa de la obligación que se establezca.

Además, en base a la libertad de forma del artículo 1278 CC, el uso de soportes informáticos debe ser aceptado como una forma válida para la celebración de los contratos.

Aunque en España hablar del contrato nos conduce a los artículos 1254, 1258 y 1278 del Código Civil, este tipo de contratos tienen una vocación internacional, pues las partes pueden (y suelen, en muchos casos) estar en países diferentes.

Los contratos informáticos pueden seguir una de las tres vías siguientes:

Contratos informáticos que siguen los tipos legales 

El primer problema que plantean los e-contratos es la necesidad de adecuarlos a los tipos legales ya existentes. Aun cuando en principio adoptan formas similares a los tipos tradicionales, al profundizar en su objeto y naturaleza puede llegarse a la conclusión de que estamos ante una tipología contractual diferente.

Contratos informáticos atípicos

Frente a los que se ajustan a los modelos existentes surgen los contratos atípicos al amparo de la libertad contractual.

Además, la importancia económica que tiene en nuestros días esta clase de contratación obliga a que en la redacción de los contratos participen juristas y técnicos informáticos.

Como características destacan la diversidad de prestaciones, la pluralidad de partes (Proveedor, Usuarios, Distribuidores, Analistas de sistemas, Productores de equipos, Entidades de servicios y consultoras).

Estos contratos se rigen por:

  • Los acuerdos de las partes, 
  • Las normas dispositivas de figuras afines o análogas, 
  • Las normas generales de contratación y 
  • La costumbre y principios generales del Derecho.

Contratos informáticos mixtos

La tercera vía contractual es el contrato mixto, es decir, aquel que está compuesto de elementos propios de dos o más contratos típicos. 

Puesto que la evolución de la informática resulta imparable y los cambios que se nos avecinan implicarán nuevas adaptaciones, los contratos tendrán que acomodarse a las nuevas realidades y el Ordenamiento Jurídico habrá de regular con eficacia los contratos informáticos utilizados y los que vengan.

Blockclain, criptomonedas y contratos inteligentes

Blockchain hace referencia al conjunto de tecnologías orientadas al registro de operaciones digitales sin necesidad de intermediarios de forma segura, distribuida y sincronizada.

Se trata de la tecnología que usa el Bitcoin (la primera criptomoneda) y es una tecnología libre (open-source).

Antes de analizar cuestiones como los riesgos de utilizar criptomonedas como medio de pago, resulta esencial entender qué son las criptomonedas. También denominadas monedas virtuales o digitales.

¿Qué se entiende por criptomonedas?

Las criptomonedas son un tipo de divisa alternativa o medios digitales diseñados para ser utilizados como medio de pago o de intercambio que utilizan la criptografía para asegurar las transacciones, verificar la transferencia de activos y controlar la creación de unidades adicionales de una criptomoneda particular. Esencialmente, son entradas limitadas en una base de datos que nadie puede cambiar a menos que se cumplan condiciones específicas.

Se gestionan a través de bases de datos descentralizadas sobre la base del blockchain. La primera criptomoneda fue el Bitcoin, nacida en 2009 con la peculiaridad de que no es posible crear más de 21 millones. Es la más capitalizada con mucha diferencia.

Usa el algoritmo SHA-256 y las transacciones de Bitcoin usan 8 decimales. Su mercado cambiario formado por exchange o casas de cambio, brokers, cajeros y negocios que aceptan el bitcoin como medio de pago, se asemeja al de cualquier divisa en el sentido de que el precio cambia todo el tiempo en función de la oferta y la demanda.

El 1 de agosto de 2017 surgió Bitcoin Cash (1/8 de Bitcoin, equivalente a más de 9.800 millones de dólares), una bifurcación hardfork en la cadena de bloques de Bitcoin. Es generalmente más útil para personas que necesitan realizar numerosas transacciones rápidas, por ejemplo, a nivel comercial. Bitcoin Cash utiliza la misma base de códigos pero con un límite de tamaño de bloque de 8MB. 

¿Cuáles son las criptomonedas más conocidas?

Las criptomonedas se han creado a imagen y semejanza del Bitcoin, utilizando su tecnología, el blockchain, y funcionando de forma similar.

  • Namecoin, sobre la base de Bitcoin y usando su mismo algoritmo y limitación de unidades, presenta una alternativa a la centralización de dominios de Internet a través de DNS. Su objetivo es, entre otros, dificultar la censura en Internet. Utiliza el nombre de dominio .bit.
  • Peercoin, también sobre la base de Bitcoin y su algoritmo SHA-256 establece una inflación del 1% y no prevé límite de unidades.
  • Ether es la segunda criptomoneda por capitalización, nacida con un límite de 100 millones sobre la base del algoritmo Ethash. Sufrió una bifurcación hardfork en la cadena de bloques que dio lugar a dos criptomonedas Ethereum y Etherum Classic. Está creciendo mucho, especialmente la primera. Usa 8 decimales en las transacciones como Bitcoin y es la primera criptomoneda que permitió la creación de contratos inteligentes.
  • Ripple, es también otra de las más capitalizadas. Su límite de unidades es 100 mil millones y su algoritmo ECDSA.
  • Litecoin, es una de las que ha mostrado una mayor estabilidad, por lo que se usa como activo de cobertura. Tiene un límite de unidades de 84 millones y es la primera criptomoneda basada en el algoritmo Scrypt.
    • De ella deriva, Dogecoin, la primera criptomoneda basada en un meme de Internet, Doge.
  • Hayek, es la única criptomoneda que usa el patrón oro. Su valor equivale al precio del gramo de oro en cada momento.
  • Dash, está orientada a conseguir transacciones instantáneas por lo que ha introducido notables mejoras técnicas. Usa el algoritmo X11, tiene un límite de unidades de 18.9 millones y, como Darkcoin, fue la primera moneda cripto-anónima.
  • Otras son Solana, Chia, Avax, Megacoin, Quark, Protoshares, Worldcoin. Pero hay muchas más.

Riesgos de aceptar o realizar pagos en criptomonedas

Las criptomonedas cada vez están más extendidas, hasta el punto de que algunos negocios aceptan criptomonedas como medio de pago. En este sentido, los posibles riesgos que pueden presentar las criptomonedas no se diferencian mucho de los que corresponden al dinero electrónico, cualquiera que sea la divisa o criptocurrency.

Aunque los Bitcoins u otras criptomonedas no son fáciles de robar, su valor y la pericia de los hackers para encontrar fallos de seguridad, aconsejan la necesidad de adoptar medidas de seguridad para la protección de las criptomonedas.

Riesgos de utilizar criptomonedas y cómo protegerlas

Las criptomonedas son activos de alto riesgo, altamente volátiles, con los que no se deben escatimar medios al realizar transacciones.

  • Aunque no es exclusivo del dinero electrónico, el phishing puede resultar definitivo en el caso de las criptomonedas, ya que en éstas el blockchain no permite cancelar las transacciones una vez realizadas.

El phishing consiste en llevar a los usuarios a una página web del phisher, similar a la web para realizar transacciones, para que introduzcan en ella los datos de acceso a sus monederos. 

Por ello, siempre es recomendable adoptar medidas respecto del phishing, verificando cualquier tipo de dirección, ya se trate de bancos online o de monederos web. Así como dejar las criptomonedas el menor tiempo posible en manos de terceros.

  • Además, los virus pueden ser causa de pérdida o robo de criptomonedas en el caso de utilizar monederos hardware, por lo que siempre es recomendable tener los antivirus, el software y los monederos al día. 

Por ello, siempre es necesario conservar copias de seguridad de las claves en lugares alternativos a un gestor de contraseñas, en caso de que se utilice. Por ejemplo en “paper wallets”, y gestionarlas cifrándolas a ser posible.

Los monederos HD se consideran los más seguros. Si usas otro tipo de monederos de hardware, conviene realizar una copia de seguridad en cada transacción. Además, si usas un monedero offline podrás guardar copias de seguridad en diversas localizaciones, e incluso, algunos modelos permiten la encriptación.

  • Tampoco son exclusivos de las criptomonedas los robos en la pasarela de pago, aunque son especialmente relevantes en éstas porque, como antes apuntamos, el blockchain impide deshacer la transacción.

Estos robos se realizan también gracias a un malware o virus que reemplaza la información de pago escrita por el usuario. Este cambio puede realizarse en el propio monedero. De ahí la necesidad de repasar varias veces la dirección de pago antes de efectuar una transacción.

  • Un supuesto similar es el del robo de los fondos invertidos por los usuarios en una ICO (Initial Coin Offering) o inversión destinada al desarrollo de nuevos proyectos, normalmente articulada a través de contratos inteligentes. El robo se realiza en este caso porque un hacker reemplaza la  dirección de usuario por una cuenta propia.

Además, conviene recordar que las ICO son inversiones de alto riesgo, sin regulación y sin que haya posibilidad de verificar el estado de desarrollo del proyecto en el que se está invirtiendo.

  • En algunas criptomonedas, como Ethereum, el error en la dirección de usuario puede tener fatales consecuencias. Por ejemplo, la falta del último dígito implica que la dirección desaparece, con la consecuente pérdida de las criptomonedas. Por ello, puede ser conveniente utilizar direcciones multifirma.

Se entiende por direcciones multifirma una opción de gestión ofrecida por monederos como Copay en la que a cada dirección se asocian diversas claves privadas, en lugar de una sola, siendo todas ellas necesarias para poder realizar cada transacción.

Algunas ventajas de las cryptocurrencies

Este tipo de monedas son de uso voluntario, pues son los usuarios quienes deciden si comprarlas o no en cualquier momento. En general, es la ausencia de un gobierno o institución central que las regule lo que atrae a muchos usuarios. Al ser descentralizadas, nadie tiene el poder o el control sobre ellas.

Algunas de sus ventajas son:

  • Se pueden utilizar en cualquier país
  • Son propiedad exclusiva de la persona que las adquiere
  • Son anónimas pues hay una privacidad en las transacciones que se realizan entre comprador y vendedor, y 
  • No requieren intermediarios
  • Además, las transacciones son más rápidas que a través de los bancos tradicionales.

¿Es recomendable el uso de contratos inteligentes?

Probablemente, a estas alturas ya has oído hablar de los contratos inteligentes, e incluso tienes alguna idea de su significado. Los smart contracts, que en español se traducen por contratos inteligentes, no tienen nada que ver con los contratos a que estamos acostumbrados. Es decir, no se trata de documentos, sino de programas de ordenador.

Sin embargo, estos programas recogen los acuerdos entre partes, o contratos.

Aunque los programadores no son necesariamente abogados, los contratos inteligentes tienen algunas ventajas como es que:

  • Sustituyen a un posible juez o árbitro que habría de resolver un eventual conflicto entre las partes sobre el contrato, por el código. De esta manera, puede afirmarse que se descentralizan las relaciones de confianza gracias a la tecnología del blockchain.
  • Además, gracias a la automatización de este tipo de contratos se simplifican en gran medida los diferentes procesos que constituyen la transacción.
  • Todo ello, sin olvidar lo más característico de estos contratos, que es precisamente, que se cumplen automáticamente. Es decir, se autoejecutan. 

Con ello, se evitan las posibles consecuencias de incumplimientos, numerosos conflictos, pleitos etc… Y se abaratan los costes. Si bien, no son susceptibles de ser modificados a posteriori.

Los contratos inteligentes nacen ligados al ecosistema del Ether, una criptomoneda que ulteriormente sufrió un hardford o bifurcación en el código abierto de su blockchain que ha dado lugar a dos criptomonedas diferentes: Ethereum y Ethereum Classic. (Volveremos más adelante sobre ellas).

No obstante, actualmente existen otras firmas que ofrecen también contratos inteligentes como Codius, SmartContract, Ivy Playground Rootstock y Counterparty.

Posibles usos de los contratos inteligentes

El concepto de contrato inteligente es anterior al ecosistema del ether remontándose a Nick Szabo, que, no contaba con tecnología capaz de llevar a cabo su idea. Idea que se hace realidad gracias a la tecnología del blockchain y a Ethereum Foundation.

De esta manera, desde 1997, los contratos inteligentes, una vez firmados, sólo podían ser cancelados con Ether. Actualmente Ethereum o Ethereum Classic, según el contrato elegido. Desde 2018 han surgido, no obstante, herramientas como ZeppelinOS de Zeppelin Solutions que permite la modificación de contratos inteligentes en Ethereum.

Las posibilidades de los contratos inteligentes en relación a determinados tipos de contratos son muy interesantes. Además, hay que tener en cuenta la posibilidad de dotar de atributos a las criptomonedas. Las criptomonedas con atributos se denominan colored coins.

Si bien, teniendo en cuenta que los contratos inteligentes son programas informáticos, requieren conocimiento de programación, o externalizar la contratación del servicio.

Puesto que para poder asegurar el cumplimiento automático los bienes o servicios han de estar conectados a Internet, esta es una condición necesaria para que puedan ser objeto de contratos inteligentes. Si bien, puesto que la evolución del Internet de las cosas favorece el control de mayor número de bienes de forma digital, el campo se irá ampliando progresivamente.

Ejemplos de bienes controlables digitalmente son: 

  • Cualesquiera objetos con algún tipo de conexión eléctrica como bombillas o electrodomésticos, y, pueden serlo, 
  • Las cerraduras, que constituyen el elemento controlable en la ejecución de los contratos inteligentes de alquiler que existen en la actualidad (Slock).

Ya existen contratos inteligentes aplicados a:

  • Apuestas o 
  • Instrumentos financieros, como:
    • Futuros, o 
    • Relacionados con índices, 
    • Bonos o 
    • Acciones. 
  • Servicios en la nube de almacenamiento descentralizado (Storj), o 
  • El mundo de la música, reduciéndose los intermediarios (Imogen Heap). 
  • Servicios de autenticación de documentos, o que los incluyan, siendo el código quien da fe, de forma anónima, barata y segura (Blockverify y Stampery).

Y de cara a un futuro, las posibilidades se extienden a:

  • Sistemas de seguridad, 
  • Contratos de seguros, 
  • Contratos eléctricos y transacciones de energía, que incluso podrían realizarse en su día sin intermediarios. 
  • Contratos con medios de comunicación pactándose el cobro por material consumido en vez de por tiempo, reduciéndose los costes para quien contrata y aumentando las posibilidades de rentabilidad para los medios. 
  • Entre otros.

Para algunos tipos de contratos puede ser necesaria la verificación de datos fuera del blockchain, lo cual es posible con herramientas como Oraclize u Oracle.

Ethereum y Ethereum Classic

Ethereum y Ethereum Classic, ETH y ETC, son totalmente idénticas hasta un bloque determinado, (el 1.920.000). Es decir, hasta que se produjo el fork que las separó.

La bifurcación se produce como consecuencia de la solución adoptada tras el hackeo de la Organización Autónoma Descentralizada (DAO, un fondo de capital riesgo descentralizado cuyo objeto era la financiación de todos los proyectos que se realizasen en el ecosistema).

Por cierto, el contrato para formar parte de dicha organización, constituía también un contrato inteligente o smart contract de carácter complejo, que, entre otras cosas, exigía para separarse del contrato la no disposición de los etheres ganados durante el plazo de 28 días.

Gracias a dicha cláusula (la existencia del plazo) pudo adoptarse por la mayoría de la comunidad la solución consistente en devolver a sus legítimos propietarios los ether perdidos, a razón de un ether por cada 100 DAOs.

Sin embargo, otra parte de la misma no adoptó el soft fork retroconvertible por considerar que iba contra la filosofía del ether. 

  • Quienes adoptaron la solución pasaron a formar parte de Ethereum, 
  • y quienes no, de Ethereum Classic. 

Actualmente, ambas criptomonedas tienen por objeto la creación y despliegue de contratos inteligentes, así como de aplicaciones estandarizadas. Ethereum está respaldado por la EEA, Ethereum Enterprise Alliance, que realiza contratos inteligentes para las compañías del Fortune 500.

Ethereum Classic, mantiene la filosofía de la inmutabilidad del blockchain en los contratos inteligentes.

¿Cómo funcionan los contratos inteligentes?

Los contratos inteligentes, como los contratos clásicos, constituyen formalizaciones de acuerdos entre dos o más partes en los que se especifican las condiciones u obligaciones a cumplir por cada una. 

En ambos casos ha de mediar el consentimiento y lógicamente han de tener una causa y un objeto. Aunque, el hecho de que estén al margen de la normativa, impide la exigibilidad de los elementos del contrato en los contratos inteligentes.

En caso de que alguna de las partes haya de actuar de forma mancomunada, la función multifirma en los contratos inteligentes permite esta posibilidad.

La diferencias entre contratos clásicos y contratos inteligentes radican en que:

  • Los contratos clásicos se escriben en papel y los contratos inteligentes en código.
  • Frente a la necesidad de acudir a los tribunales para solicitar el cumplimiento forzoso del contrato en caso de incumplimiento por una de las partes en el caso de contratos clásicos, los contratos inteligentes no requieren la intervención de nadie y tampoco cabe el incumplimiento porque se autoejecutan de forma automática.

En definitiva, constituyen una opción interesante, económica y rápida para evitar numerosos conflictos.

Abogados y contratos inteligentes

Para terminar conviene señalar que aunque los contratos inteligentes están fuera de la normativa, no necesariamente están fuera del campo de actuación de los abogados.

Los abogados están interviniendo en la actualidad en los análisis legales de futuras aplicaciones legales de blockchain y de los contratos inteligentes. Además, también están entrando en los análisis legales de las ICO (inicial coin offerings) u ofertas de criptomonedas como forma de financiación de proyectos.

Indicar asimismo que el Colegio de Abogados de Madrid se ha mostrado favorable al uso de contratos inteligentes, aunque no exista regulación, debido a las ventajas que pueden suponer, al menos, en algunos sectores.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio